Home ¿Por qué?

¿Por qué?

Mi madre no cocina.

No es que no sepa, entendedme, es que no le gusta. Nunca le ha gustado.

Cuando me iba a independizar la conversación típica era:

—Qué bien, pero ahora no puedes ir a por el tupper a casa de tu madre, ¿eh?

—En este caso será ella la que venga a la mía a por él, mi madre no cocina.

Eso siempre ha causado risa.

Y a mi no me queda claro si es que ella tiene pinta de cocinar mucho o yo de cocinar poco, pero no me quita el sueño.